Zoo Mascota

  ZooMascota es una tienda exclusiva de aves exóticas, todas criadas a mano. La idea nace desde el 2008 cuando quise comprar una cría de guacamayo Ara Ararauna como mascota y como uno más de la familia. Estuve durante un año y medio ahorrando para comprarlo y que siempre estuviese conmigo.

  En mayo pude cumplir mi sueño, ir a comprarlo por fin, fue estupendo. Era muy manso, siempre se dejaba coger de toda la familia, no rompía nada, se estaba quieto en el lugar que lo pusiéramos... era la idea que yo siempre tuve.

  ¿Cúal fue mi sorpresa? Un día sin más dejó de comer, se tumbaba encima de su bebedero para tomar agua sin tener que moverse, y cuando le dábamos la mano no se subía. Nos veíamos obligados a cogerle en brazos porque no era capaz de mantenerse sobre sus patas. Lógicamente fuimos rápido a un veterinario especializado en aves, le hicimos todas las pruebas que eran necesarias, análisis... y tuvimos que dejarlo ingresado. Su estado era bastante crítico pero confiábamos en que sólo tenía 6 meses, que tenía todas sus vacunas puestas y ya estaba en manos de un especialista. Sólo nos quedaba esperar unos días para que se recuperase y volviese a casa, y así fue, pero el mismo día que lo trajimos tuvimos que volverlo a llevar porque lo pusimos en un capazo y cerraba los ojos, se veía aún en muy mal estado. Un estado lamentable, por ese motivo volvimos a dejarlo en la clínica ingresado, al día siguiente nos llamaron que el animal había muerto y aunque no vimos el cuerpo del ave más, en el informe elaborado por el veterinario decía que tenía una enfermedad adquirida desde muy pequeño por estar en contacto con otras aves no vacunadas y que fácilmente portaban enfermedades. Es decir, que desde que nos lo vendieron estaba enfermo, fuimos a hablar con el dueño de la pajarería y le informamos de nuestro problema, que ese animal para nosotros más que una mascota era uno más de la familia, una ilusión que desde siempre había tenido y que con mucho esfuerzo pude lograr. Le explicamos que el ave desde unos meses antes de ser vendida estaba enferma (ahí comprendí por qué desde el primer día se dejaba coger por toda la familia, se estuviese quieto, no jugara con las cosas...), cosa que él sabía perfectamente y no nos lo comunicó en el momento de la compra. Luego le dijimos que sólo había transcurrido un mes desde la venta.  La única respuesta que obtuvimos por su parte fue, “No es mi problema”.

  En ese instante comprendí que no le importaban las aves ni las ilusiones de las personas que las compraban, sólo el dinero. Me prometí que si estaba en mi mano eso no volvería a sucederle a nadie más. Ese es el motivo por el que fue fundada esta tienda on-line.

  Mi guacamayo se llamaba Beethoven y sólo tenía 7 meses cuando murió en estado penoso por la falta de cuidados antes de la venta.

 

  Las compras a particulares por Internet exigen un mínimo de precaución.

  Lamentablemente hablamos de aves que tienen un alto valor en el mercado y por eso siempre hay muchos desvergonzados queriendo robarle. Continuamente vemos anuncios que son auténticos timos. En páginas de anuncios de Internet podemos encontrar anuncios cameruneses que han estafado a muchísimas personas. Si va a comprar un loro a un desconocido como mínimo desconfíe de las gangas, porque a largo plazo le puede salir más caro. Nadie da duros por pesetas.